DestacadoRegión

La tremenda y conmovedora labor social del comedor solidario de Huaquén

Iniciando este séptimo mes de la temporada, marcado por las lluvias y el frío invernal, el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, culminó un bello y apasionante proyecto que favoreció al Comedor Solidario dependiente del Coro Agustín Vial de la Capilla San Enrique” de la localidad de Huaquén, en la comuna de Curepto.

Diariamente dicho comedor prepara y reparte a la hora de almuerzo más de una veintena de raciones de alimentos en favor de adultos mayores, personas postradas y más vulnerables del sector, en una loable labor liderada por el Padre Sergio Díaz y ejecutada por decenas de desinteresadas colaboradoras y voluntarias locales. Ellas son apoyadas por privados anónimos que constantemente ceden verduras, frutas, provisiones e insumos, además de la Municipalidad de Curepto que colabora con la logística para el traslado de los almuerzos a cada uno de los hogares favorecidos.

A través del FOSIS, el Gobierno y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia otorgaron $2.100.000 destinadosa mejorar el equipamiento de este comedor solidario que, de esta manera, pudo adquirir una cocina nueva con horno industrial, loza, vajilla, refrigerador, lavaplatos industrial, ollas, fuentes, tablas para cortar carne, hervidor, termo, servicios y lava fondos, entre otros implementos de cocina menor como rayador, espumador y cucharón.

“Muy contentos y agradecidos tras recibir este apoyo importante por parte del FOSIS, traducido en un mejoramiento sustancial que cae del cielo para poder potenciar las instalaciones y la cocina en general del comedor. Estamos felices y en ello represento a todas estas bellas mujeres de Huaquén que a diario se coordinan, postergan a sus propias familias y dan lo mejor de sí para atender de la mejor forma a quienes más lo necesitan”, indicó el Padre Sergio Díaz.

A su vez, la Directora Regional (s) del FOSIS, María Olga Loyola Cofré, agregó que junto con “conocer el comedor, su nueva y equipada cocina y compartir con sus voluntarias encargadas, a quienes felicito, también pudimos visitamos en terreno a algunos de los hogares favorecidos con esta gran y hermosa labor solidaria, que guarda relación con uno de los pilares fundamentales de nuestro servicio, apuntando siempre a mejorar la calidad de vida de los más necesitados, de la mano con el relevante concepto de la solidaridad”.

De hecho, en dicho recorrido conmovió conocer casos como el de una mujer postrada que vive prácticamente sola, el de un adulto mayor que quedó en silla de ruedas tras ser objeto de la caída de unos muros durante el terremoto de 2010, y el de muchos adultos mayores que no cuentan con los recursos necesarios como para alimentarse adecuadamente, todos quienes sin el apoyo del comedor solidario de Huaquén tendrían un presente mucho más oscuro y complejo, además de una peor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Destacado