Región

Teno se resta de celebración con show pirotécnico para año nuevo

El brote de la variante Ómicron en la región del Maule puso en alerta al
municipio frente a la celebración de una fiesta masiva.  La decisión va tomada de la mano con el compromiso que tiene la comuna con el medioambiente.

Desde el salón municipal, la alcaldesa Sandra Améstica comunicó que, para el
resguardo de la comunidad y la salud de los habitantes de Teno, este año no se
realizará una fiesta masiva en la comuna, así como también la suspensión de los fuegos artificiales.
El aumento de casos de la variante ómicron en Talca, además de los perjuicios que provoca la pirotecnia en el ambiente y en la salud, la edil de la comuna tomó la decisión de desistir de una fiesta de año nuevo, la cual convocaría a vecinos de los diversos sectores de Teno, poniéndose en riesgo frente a posibles contagios.
“He tomado la decisión de no tener una fiesta masiva ni fuegos artificiales, esto por el cuidado de nuestros niños, adultos mayores y también de las mascotas. Buscaremos otra forma de entretenernos juntos”, comenta la máxima autoridad comunal.
Desde el 25 de mayo del año 2000, la ley 19.680 prohibió la venta al público de fuegos artificiales para así disminuir los reiterados accidentes provocados por ellos, como las quemaduras de niños y adultos o los incendios provocados por las chispas que emanan. Una situación que la comuna debe evitar frente a la escasez hídrica yclimática que vive el país. El decreto también reguló la utilización de la pirotecnia en actos masivos y espectáculos públicos donde acude la ciudadanía, para así no lamentar ni empañar las celebraciones con emergencias a causa de estos.
El uso de fuegos artificiales crea contaminación en la atmósfera al liberar una
sustancia tóxica como es el polvo fino (PM10), el dióxido de carbono (CO2), ozono(O3) y dióxido de nitrógeno (NO2) afectando a quienes estén cerca, ya sea provocando enfermedades o empeorando las preexistentes. En el caso de los niños con espectro autista, la hipersensibilidad auditiva que muchos de ellos presentan, los hace sentir un sonido intenso, similar al de un bombardeo, exponiéndolos a una situación dolorosa y desagradable.
En tanto a las mascotas y animales, el ruido que genera la pirotecnia puede provocar la pérdida de audición en estos. También la explosión podría causar desesperación y estrés en diversos tipos de especies, como perros, caballos, gatos y aves.
Este año el municipio optó por actividades en diversos puntos de la comuna, con el finde celebrar junto  los protocolos de resguardo frente al COVID-19. En los años posteriores, la gestión municipal seguirá con el plan de no utilizar pirotecnia, para así mantener su compromiso con el medioambiente y la salud de los habitantes de Teno. Además, la alcaldesa quiso enviarles un saludo a sus vecinos: “Quiero desearles un feliz año nuevo, disfruten en familia y cuídense mucho, porque esta pandemia sigue”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Región