ActualidadNacional

Tomás Jordán, abogado constitucionalista: “La realidad hoy día es que va ganando el Rechazo”

El abogado Tomás Jordán fue corredactor del proyecto constitucional que Bachelet presentó en 2018 poco antes de terminar su segundo mandato. Durante el proceso constituyente fue asesor del colectivo del Apruebo, pero critica la actuación de algunos convencionales. “Al borrador de la Convención le pongo un 5 (…) Y claramente la principal responsabilidad es la performance o el rol público de los convencionales”.

 

-El trabajo de la Convención va terminando. ¿Cumplió tus expectativas?

-El proceso terminó mejor de cómo empezó. Me refiero al resultado del texto, que mejoró con el paso de las propuestas de cada comisión al pleno. No se puede negar que este último cumplió un rol de moderación. Y por lo tanto la mirada inicial de que iba a ser un texto ultra maximalista, no fue tan así: con todas sus falencias, pasó a ser un texto adecuado dentro de su contexto. Y ahí cumplió un rol clave el pleno y especialmente los sectores moderados de la Convención. Si tengo que resumir, termina de mejor manera de cómo se visualizaba tres meses atrás.

-Si llegara a ganar el Rechazo, ¿por qué crees que sería?

-Primero que todo, las encuestas dicen que va ganando el rechazo: ese es el escenario hoy día. Y claramente la principal responsabilidad es la performance o el rol público de los convencionales. Hubo muchas discusiones maximalistas, disputas internas, más que debates sobre ideas. El rechazo no va a ganar por una discusión sobre la lectura o no del texto, sino que va a ser por una cuestión más bien del proceso, el procedimiento, el rol de los convencionales y como ellos no lograron llevar a cabo un diálogo político respetuoso.

-Tu fuiste asesor…

-Participé como asesor en dos niveles. Uno como asesor del colectivo del Apruebo, que es el mundo al cual pertenezco políticamente. Y dos, un asunto transversal: hubo convencionales tanto de izquierda como de derecha, que me consultaron regularmente sobre distintos temas. Contesté el teléfono a quien quisiera un consejo. Por último, participé en la última etapa con un grupo de profesores con los cuales hicimos una propuesta de armonización del texto final.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Actualidad