DestacadoPolitica

El fulminante ascenso y caída de Lucía Dammert, Jefa del Segundo Piso

Lucía Dammert presentó su renuncia a Boric a la jefatura del Segundo Piso, un cargo que ocupó 6 meses, lo que fue confirmado hace pocos instantes por Presidencia. En su reemplazo fue designado al ex subsecretario Miguel Crispi (RD). Su influencia en el gobierno la llevó a tener disputas de poder con la canciller Antonia Urrejola, una anomalía que llegó a parlamentarios del PS a dar un inusitado respaldo a la titular de Relaciones Exteriores. Según cercanos a Dammert, en los últimos tiempos se había visto debilitada por esas divergencias internas, en especial con el jefe de gabinete de Boric, Matías Meza-Lopehandía.

Presidencia informó hace algunos instantes que el Presidente Boric le había aceptado la renuncia a Lucía Dammert a la jefatura del segundo piso de La Moneda, confirmando que en su cargo será reemplazará el ex subsecretario Miguel Crispi (RD).

“El Presidente expresa, a nombre de él y de todo su Gobierno, los más sinceros agradecimientos hacia Lucía, tanto por su rol en la campaña presidencial como también por estos meses en el gobierno, funciones que cumplió con gran dedicación y profesionalismo. En ese contexto se comunica que a partir de hoy asume la jefatura del segundo piso Miguel Crispi Serrano”, dice el comunicado.

Según cercanos a Dammert tiene menos que ver con el traslado de Crispi desde la subsecretaría de Desarrollo Regional que con desavenencias profundas con el círculo de hierro del Presidente, en especial con el jefe de gabinete de Boric, Matías Meza-Lopehandía.

La socióloga tenía previsto viajar la próxima semana con el Presidente a Nueva York a la 77º Asamblea General de las Naciones Unidas, a partir de su influencia en el ámbito de las relaciones exteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Destacado